• Mario Reyes Flores

La idea del individuo creativo, desde la visión de Mihaly Csikszentmihalyi

¿Qué hace a ciertas personas destacar por su creatividad? Mihaly Csikszentmihalyi, uno de los investigadores más sobresalientes de la psicología positiva, propone que se trata simplemente de fluir.


La idea del individuo creativo, desde la visión de Mihaly Csikszentmihalyi
Agencia de Marketing Online

Para Csikszentmihalyi, fluir se trata de encontrar la felicidad en cada cosa que se hace, sin importar si es algo que nos agrade o no. De modo que se trata tanto de hallar disfrute en las cosas que nos gustan, como el lado positivo de aquellas que no nos son tan gratas; sacar el máximo provecho a todas las actividades que realizamos todos los días.


Pero, ¿cómo se relaciona el fluir con la creatividad? De manera textual, el autor describe el fluir como un estado en el que el ego desaparece y el tiempo vuela, de manera que toda acción, movimiento o pensamiento surgen inevitablemente y todo el ser está allí.


De modo que, al encontrarse el individuo totalmente enfocado, es capaz de aplicar sus habilidades al máximo. Desde el punto de vista del psicólogo húngaroestadounidense, esto solo es posible al despojarse de nociones como el tiempo, el espacio y la presencia de otras personas.


Csikszentmihalyi advierte que la ideología hedonista y consumista que prima en la actualidad limita la capacidad de fluir libremente, debido a que este estilo de vida actual nos obliga apegarnos a lo que la sociedad espera de nosotros, privándonos de nuestra espontaneidad.


Lo anterior incide negativamente en el pensamiento creativo, puesto que la generación nuevas ideas requiere pensar más allá de lo preconcebido o de lo que la sociedad demanda.


Otro obstáculo para la creatividad, desde la propuesta de Csikszentmihalyi, es la incapacidad de ver los aspectos positivos aún en aquello que no nos gusta, en tanto que nos impide ver nuevas formas de hacer mejor las cosas. Fluir no se trata solamente de disfrutar haciendo lo que amamos, sino de aceptar también los "malos" momentos y valorarlos como experiencias que nos dan la oportunidad de ser mejores.


Para Csikszentmihalyi, la creatividad resulta de tres aspectos que se encuentran en constante interacción: una cultura con reglas simbólicas (dominio); un sujeto que añade algo nuevo a estas reglas (individuo), y expertos que aportan su validación y reconocimiento a esa innovación (ámbito).


Dicho de otro modo, la creatividad es todo acto que cambia o transforma un dominio existente, y recibe la validación del ámbito responsable de ese dominio.


Por tanto, la creatividad no es cosa de un individuo aislado o algo se se produzca en la cabeza de este, sino que es producto de la interacción entre lo que hay en esa mente y el contexto sociocultural del individuo. La creatividad no es solo un proceso mental, sino que es un fenómeno social, cultural y psicológico.



¿Necesitas ayuda? Solicita una asesoría sin costo con uno de nuestros especialistas en marketing digital. Atendemos a toda la república mexicana.


Quiénes somos

Somos una agencia de marketing en Ciudad de México. Ayudamos a pequeñas y medianas empresas a crear estrategias e implementar sus visiones creativas. Nuestra agencia está impulsada por especialistas que trabajan estrechamente con cada marca para producir resultados inigualables. Amamos el contenido y el diseño, pero nos entusiasman más los datos necesarios para triunfar en el mundo digital. Visita nuestro sitio web.