• Mario Reyes Flores

Bloqueos mentales: Bloqueos emocionales

De acuerdo con James L. Adams, en su libro Guía y juegos para superar bloqueos mentales, en concordancia con los teóricos humanistas, la persona creativa es saludable desde el punto de vista emocional y sensible a las necesidades y capacidades de su inconsciente para producir ideas creativas.


bloqueos emocionales James L Adams
Agencia de Marketing Online

De manera que los bloqueos emocionales pueden interferir con nuestra libertad para expresar y manipular pensamientos, la fluidez y flexibilidad con que conceptualizamos ideas, y la facilidad con la que influenciamos a otros con nuestros planteamientos.



Temor a correr un riesgo


Sin duda, uno de los bloqueos emocionales más comunes que existen, ya que en una generalidad hemos crecido siendo recompensados cada vez que ofrecemos una respuesta "correcta", y castigados siempre que cometemos un "error".


La innovación supone riesgo. Tener que compartir nuestras ideas creativas con otros supone inseguridad, por temor a hacer el ridículo, al rechazo, al fracaso, entre otros.



Falta de apetito por el caos


Este bloqueo, como su nombre lo indica, parte del gusto excesivo por el orden de las cosas. En efecto, la acción de resolver un problema requiere en cierto modo ordenar las cosas, sin embargo, es indispensable saber ser tolerantes al caos, pues a menudo también implica sumergirse en un mar de ideas vagas y confusas.



Juzgar en vez de concebir ideas


En muchos casos juzgar una idea que se ha concebido antes, resulta mucho más seguro que intentar crear ideas desde cero. Esto se explica porque las ideas recién concebidas son imperfectas y requieren tiempo para madurar, lo cual las hace propensas a ser juzgadas por otros.


Juzgar, por otra parte, resulta más fácil para muchos, e incluso les retribuye haciéndolos pasar por personas sofisticadas y prácticas, lo que les puede llevar a pensarse que tienen algún tipo de "superioridad mental".



Inhabilidad para incubar una idea


A veces saber relajarse y dejar que una idea venga "sola" puede ser muy útil. Es común que buenas ideas vengan a nuestra mente, cuando no estamos pensando en el problema. Por el contrario, podemos bloquearnos cuando nos enfrascamos y damos vueltas al rededor de este.


Lo anterior se debe al efecto de "incubación". Esto pasa cuando revisamos un problema, así como los elementos que le rodean, para luego dejar que esos datos maduren en el inconsciente y generen las ideas.



Falta de estímulo y entusiasmo excesivo


Producir buenas ideas requiere motivación, pero una que sea duradera. Sentir entusiasmo por el dinero o el obtener un mejor trabajo es algo natural, pero muchas veces no es suficiente. Las ideas más creativas suelen surgir de intereses más profundos como el sentir pasión por lo que se hace, o estar realmente comprometido con un objetivo.



Realidad y fantasía


La persona creativa debe tener pleno control de su imaginación y total acceso a esta. Pensar únicamente de manera verbal o matemática puede ser muy útil para resolver cierta clase de problemas muy específicos. El pensamiento creativo requiere ir más allá: poder representar todo tipo de sensaciones, en términos de como son percibidas por cada uno de los sentidos, para después manipularlas y recombinarlas.


Por otra parte está la fantasía. Todo creativo requiere de poder fantasear, pero es importante cuidar que estas fantasías se vuelvan demasiado realistas para evitar perder el control sobre las mismas.



¿Necesitas ayuda? Solicita una asesoría sin costo con uno de nuestros especialistas en marketing digital. Atendemos a toda la república mexicana.


Quiénes somos

Somos una agencia de marketing en Ciudad de México. Ayudamos a pequeñas y medianas empresas a crear estrategias e implementar sus visiones creativas. Nuestra agencia está impulsada por especialistas que trabajan estrechamente con cada marca para producir resultados inigualables. Amamos el contenido y el diseño, pero nos entusiasman más los datos necesarios para triunfar en el mundo digital. Visita nuestro sitio web.